Declaración Pública: Carnaval por el Agua – Brigada Serigráfica Promaucae

La Brigada Serigráfica Promaucae toma el nombre del pueblo originario que habitaba estas tierras a la llegada de los españoles.

Somos un grupo de trabajo sin fines de lucro que busca Concientizar a la ciudadanía sobre el agua y el medioambiente como elementos fundamentales para la vida permitiendo con su labor la adquisición de herramientas que aporten al autocuidado integral en las comunidades vecinales alhuinas que han sido afectadas por la escasez hídrica a lo largo del tiempo. El movimiento busca imaginar y reconstruir en clave feminista, poniendo a la naturaleza como sujeta de derecho, ya que es urgente bajarnos de la maquinaria capitalista, patriarcal y colonialista. Tanto la naturaleza como la mujer cargan con los mismos niveles de violencia y abuso desde la colonización, como respuesta la Brigada centró sus esfuerzos en la concientización medioambiental de nuestro pueblo con distintas manifestaciones culturales, la obra máxima de nuestros esfuerzos ha sido el “Carnaval por el Agua”, donde las expresiones artísticas se mezclaron con las demandas medioambientales en un espacio de discusión, difusión, reflexión y debate, ofreciendo una variedad de talleres, puestos de artesanías, intervenciones artísticas y un show de música en vivo durante tres días, todo esto para difundir nuestra problemática medioambiental al resto de Chile.

Durante los días del Carnaval se levantaron distintas respuestas al problema del agua en un plano nacional y local entendiendo que ambas no son diferentes, sino todo lo contrario. Las propuestas de trabajo fueron discutidas por profesionales medioambientales y ameritan el apoyo total de toda la comunidad alhuina además del Municipio, el Estado de Chile y los privados quienes son los principales responsables de la muerte de nuestros ecosistemas. El Carnaval por el agua propone entonces:

1) El cambio de Constitución vía asamblea constituyente para poder modificar así el código de aguas que define el agua como “un bien nacional de uso público” y por ende un bien económico que puede ser tranzado en el mercado como cualquier producto. En el artículo 19 numeral 24 inciso 11, la constitución entrega la propiedad del agua a los privados como derechos de aprovechamiento de aguas sin ninguna prioridad para el libre consumo humano o los ecosistemas en general.  Por ello suprimir la actual constitución y elaborar una nueva mediante la asamblea constituyente es fundamental para articular cualquier proyecto o intervención efectiva en Chile.

2) Exigimos la liberación de todas las aguas mal habidas y de todos los flujos de aguas subterráneos o superficiales que son acaparados de forma irresponsable por privados para asegurar un caudal que asegure la proliferación de la vida en todas las localidades. La producción minera y agroindustrial puede disminuir y ser mucho más eficiente con el medioambiente tal como lo son en sus países de origen donde las normas son más pesadas y conscientes de la necesidad de cuidar la naturaleza que los rodea.

3) Que el Estado de Chile y aquellos privados que tienen los derechos de aguas en forma mayoritaria, en el corto plazo, reforesten la comuna realizando una alianza en un inicio con usuarios y usuarias de Prodesal, para que sus sitios queden con un 10% de bosquete (proporcional al tamaño de cada sitio), de esta forma nuestra comunidad será parte activa de la solución generando conciencia y trabajando por el cuidado del medioambiente. Esto debe ir acompañado de un plan de riego (idealmente aprovechamiento de aguas grises con biofiltros o humedales artificiales) que aproveche de forma efectiva las aguas necesarias para la reforestación en su totalidad, además de elaborar planes de reciclaje de aguas en todos los hogares del pueblo. Con esta medida podemos orientarnos a tener una comuna Bosque, y podemos cuantificar los avances de este proceso, en el que se pueden sumar más colaboradores. Con esto los ecosistemas asociados podrán generar la humedad necesaria para contribuir al ciclo del agua.

4) Detener el avance de la desertificación, protegiendo realmente el bosque nativo ya existente en la comuna, prohibiendo la tala del bosque. Con esto resguardar la comuna de nuevas prospecciones y proyectos mineros, agrícolas y de infraestructura donde se involucre la tala de árboles. Ya que el bosque es el elemento fundamental para el resguardo del agua, sin bosque no hay agua y avanza la desertificación. Los proyectos mineros y agrícolas, aparte de recurrir a la deforestación usan grandes cantidades de agua que podrían estar destinadas a consumo humano. Con la explotación que ya existe en la comuna basta.

5) Exigir un cambio drástico en la forma de producción de las empresas que están instaladas en el territorio, exigiendo hacerse realmente responsables de los daños que han producido y evitando seguir produciendo daños. Mejorando procesos productivos e incorporando nuevas prácticas, así poder continuar con sus faenas en la comuna, no afectando a las personas que trabajan en estas empresas. Con esto se pueden incluso generar nuevos puestos de trabajo.

6) Desde el Ecofeminismo poner la vida en el centro de toda discusión para entrar en un estado de sensibilidad y conciencia profunda de valoración hacía la naturaleza, además de buscar la autodeterminación y autonomía de los territorios, generar una economía circular, popular y comunitaria, promover la autonomía alimentaria, las cooperativas locales, los círculos de mujeres con enfoques feministas, espacios verdes, libertad al campesinado a sembrar y ejercer plenamente el derecho a vivir en paz en un ambiente libre de contaminación.

Finalmente queremos agradecer al Municipio por aportarnos una productora cuyo servicio fue siempre excelente, a los auspiciadores que de forma anónima nos ayudaron con trabajo y recursos, a las almaceneras que nos donaron alimentos, a cada uno y cada una de las artistas y talleristas que vinieron de forma voluntaria desde distintas partes de Chile para aportar a esta fiesta con su arte y su saber. Agradecimientos especiales al Club deportivo Villa Alhué que nos facilitó sus instalaciones para levantar el campamento por el agua y también a todos los asistentes a esta instancia que sin perseguir el lucro o el cierre de ninguna empresa nos dio la experiencia y motivación para levantar otras en un futuro próximo.

Nosotras y nosotros no bajaremos los brazos y apoyados siempre de la mirada ecologista, feminista, indigenista, la cultura y las artes lucharemos hasta que la dignidad sea costumbre y el agua vuelva a ser libre en todos los territorios. Dejamos la invitación abierta a todas y todos los alhuinos con sangre en sus venas, para que sean parte de esta labor pues no queremos otra cosa que salvar Alhué de la muerte absoluta, de la desertificación, de la contaminación, de morir bajo un relave o ahogado en polvo. Alhuino, alhuina, despierta y entiende que los privados se irán del pueblo sólo cuando no quede agua para saquear y llegado ese momento nosotros, el pueblo, deberá irse a otro lugar convirtiéndose en desplazados. Vivíamos en un paraíso terrenal que se secó, luchemos por su memoria y con la esperanza de volver a mirar los cerros verdes, cubiertos de coloridas flores y rebosantes de vida.

BRIGADA SERIGRÁFICA PROMAUCAE

Visits: 1610

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *